Ten ánimo, espera en el Señor

Por Hno. Luis Paulo Espinoza

La incertidumbre es la falta de confianza o certeza sobre algo, que genera en nosotros una gran inquietud y en algunos casos caemos en desesperanza.

Vivir en la incertidumbre es parte de nuestra vida, algunas veces esta se acrecienta y como todo gran problema, requiere solución. Y la solución suele ser de a pocos.

 Es inevitable experimentarla, nos agobia no tener el control, esto cambia cuando a pesar de experimentar esta falta de certeza vemos en el fondo de ella la luz de Cristo. Para poder vencer es importante cultivar y aumentar nuestra fe en Dios, si así lo hacemos nos sentiremos en sus manos y podremos vivir mejor y con mayor atención el presente.

Preguntémonos que es aquello que nos genera estos miedos internos y cómo podemos vencer la incertidumbre.

Usualmente la incertidumbre trae consigo mucho de imaginación y falta de confianza en Dios. 

Para esto te invito a que te hagas tú mismo algunas preguntas:

Las dudas o miedos que tienes ¿qué tan reales son?

Encuentra el origen, ¿qué me asusta? ¿por qué me asusta? ¿hay posibilidades que aquello nunca pase?

¿Les ha pasado a otras personas?

Una vez respondidas estas dudas, ponlas todas delante de Dios. 

Sigue caminando, vuelve a empezar. Confía en el señor, nuestra vida es un regalo de Dios y mientras esté en manos de Dios él nos llevará por el camino correcto. 

Y es en esta vida en la que tenemos que jugarnos nuestra salvación, ¡espera en el Señor! Sigue cultivando la esperanza en Dios. Él no sabe defraudar.

Da todo lo que este en tus manos todos los días. Los cristianos no esperamos otra vida para enmendar o vivir mejor, vivimos dándolo todo en esta vida, esperando la aquella que será eterna. 

Por Hno. Luis Paulo Espinoza

conoce la campaña

por

Voluntas tua